El exilio interior (Miguel Salabert)

… Las primeras noticias que tuve de los hombres fueron las bombas.
Nadie tenía tiempo entonces para pensar en la responsabilidad del mundo ante los ojos abiertos de un niño.
Pasábamos los días corriendo de casa al refugio y del refugio a casa. Me escapé del refugio una vez en pleno bombardeo. Fue entonces cuando vi por vez primera morir a un hombre. Un ruido tremendo, ¡buuum!, un aluvión de cascotes; un hombre por el aire que aterrizó con la cabeza destrozada. La cabeza del hombre no abandonó durante mucho tiempo mi memoria. Volvía una y otra vez a mis sueños, de los que me despertaba dando gritos…

* Editorial: Anthropos

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina