El cuento de la criada (Margaret Atwood)

… Dormíamos en lo que, en otros tiempos, había sido el gimnasio. El suelo, de madera barnizada, tenía pintadas líneas y círculos correspondientes a diferentes deportes. Los aros de baloncesto todavía existían, pero las redes habían desaparecido. La sala estaba rodeada por una galería destinada al público, y me pareció percibir, como en un vago espejismo, el olor acre del sudor mezclado con ese toque dulce de la goma de mascar y el perfume de las chicas que se encontraban entre el público, vestidas con faldas de fieltro —así las había visto yo en las fotos—, más tarde con minifaldas, luego con pantalones, finalmente con un solo pendiente y peinadas con crestas de rayas verdes. Allí se habían celebrado bailes; persistía la música, un palimpsesto de sonidos que nadie escuchaba, un estilo tras otro, un fondo de batería, un gemido melancólico, guirnaldas de flores hechas con papel de seda, demonios de cartón, una bola giratoria de espejos que salpicaba a los bailarines con copos de luz…

* Traducción: Elsa Mateo Blanco
* Editorial: Bruguera

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (R. L. Stevenson)

… Míster Utterson, abogado, era un hombre cuyo semblante hosco jamás se iluminaba con una sonrisa; frío, parco y reservado en el hablar; sentimentalmente retraído; delgado, alto, sombrío, melancólico y, sin embargo, hasta cierto punto, encantador…

* Traducción: Juan Carlos Silvi
* Editorial: Bruguera

El sonido y la furia (William Faulkner)

… A través de la cerca, entre los espacios de flores entrelazadas, los veía pegar…

* Traducción: Mariano Antolín Rato
* Editorial: Bruguera

Relatos de los mitos de Cthulhu / 3 (H. P. Lovecraft, VV.AA.)

(EDICIÓN FRÍA, Ramsey Campbell)

Sam Strutt se chupó los dedos y se los secó con el pañuelo; tenía las yemas grises por la nieve del pasamanos de la plataforma del autobús. Luego sacó el libro de la bolsa de plástico que tenía en el asiento de al lado, extrajo el billete de entre sus páginas, lo sujetó contra la tapa para protegerlo de sus dedos y comenzó a leer…

* Traducción: Francisco Torres Oliver
* Autores: Ramsey Campbell, Brian Lumley, James Wade y Colin Wilson
* Editorial: Bruguera

Relatos de los mitos de Cthulhu / 2 (H. P. Lovecraft, VV.AA.)

(AL OTRO LADO DEL UMBRAL, August Derleth)

En realidad, ésta es la historia de mi abuelo.
En cierto modo, sin embargo, pertenece a la familia entera, y por encima de ella, al mundo; y ya no existe razón alguna para ocultar los terribles detalles de lo que sucedió en la casa solitaria, perdida en lo más profundo de los bosques del norte de Wisconsin…

* Taducción: Francisco Torres Oliver
* Autores: August Derleth, Henry Kuttner, Robert Bloch y H. P. Lovecraft
* Editorial: Bruguera

Relatos de los mitos de Cthulhu / 1 (H. P. Lovecraft, VV.AA.)

(LA LLAMADA DE CTHULHU, H. P. Lovecraft)

Lo más piadoso del mundo, creo, es la incapacidad de la mente humana para relacionar todos sus contenidos. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de negros mares de infinitud, y no estamos hechos para emprender largos viajes…

* Traducción: Francisco Torres Oliver
* Autores: H. P. Lovecraft, Clark Ashton Smith, Robert E. Howard, Frank Belknap Long y August Derleth
* Editorial: Bruguera

Con distinta piel (Dylan Thomas)

… Aquella madrugada de enero de 1933, sólo una persona estaba despierta en la manzana, y era la más silenciosa. Llamémosle Samuel Bennett…

* Traducción: Juan Ángel Cotta
* Editorial: Bruguera

La tienda de los suicidas (Jean Teulé)

… Es una tienda pequeña donde jamás entra un rayo de luz rosa y alegre. La única ventana, a la izquierda de la puerta de entrada, queda tapada por cucuruchos de papel y cajas de cartón apiladas. De la falleba cuelga una pizarra.
Desde el techo, unos tubos de neón iluminan a una señora de edad avanzada que se acerca a un cochecito de niño con un bebé dentro.
—¡Mire, sonríe!
Otra mujer más joven —la vendedora—, sentada junto a la ventana y frente a la caja registradora, donde está haciendo cuentas, replica indignada:
—¿Cómo? ¿Mi hijo sonreír? No, no, no sonríe. Debe de ser un pliegue de la boca. ¿Por qué iba a sonreír?…

* Traducción: Teresa Clavel
* Editorial: Bruguera

Publicado en: Bruguera, Francia, Jean Teulé. Opina

El velo pintado (W. Somerset Maugham)

… Ella soltó un grito de temor.
—¿Qué ocurre? —preguntó él. A pesar de la oscuridad que reinaba en la habitación, cuyas contraventanas estaban cerradas, alcanzaba a distinguir su expresión de susto.
—Alguien ha intentado abrir la puerta.
—Bueno, debe de haber sido el ama, o uno de los criados.
—Nunca vienen a estas horas. Saben que después del almuerzo siempre duermo la siesta.
—¿Quién iba a ser, si no?
—Walter —susurró ella con labios trémulos…

* Traducción: Eduardo Iriarte
* Editorial: Bruguera

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina