Festín de cuervos (George R. R. Martin)

―Dragones ―dijo Mollander. Cogió una manzana arrugada del suelo y se la pasó de una mano a otra.
―Lánzala ―le dijo Alleras el Esfinge, apremiante. Sacó una flecha del carcaj y la centró en la cuerda del arco.
―Cuánto me gustaría ver un dragón. ―Roone era el menor de todos, tan sólo un chiquillo regordete al que aún le faltaban dos años para llegar a la edad viril―. No sabéis cuánto me gustaría…

* Traducción: Cristina Macía
* Editorial: Gigamesh
* Serie: Canción de hielo y fuego, n.º 4

Tormenta de espadas / 2 (George R. R. Martin)

… Sus exploradores dothrakis la habían informado de la situación, pero Dany quería verla en persona. Ser Jorah Mormont cabalgó con ella por un bosque de abedules y por un empinado risco de arenisca.
―Ya estamos suficientemente cerca ―le dijo cuando se encontraron en la cima…

* Traducción: Cristina Macía
* Editorial: Gigamesh
* Serie: Canción de hielo y fuego, n.º 3 [tomo 2]

Tormenta de espadas / 1 (George R. R. Martin)

… El día era gris; hacía un frío glacial y los perros se negaban a seguir el rastro…

* Traducción: Cristina Macía
* Editorial: Gigamesh
* Serie: Canción de hielo y fuego, n.º 3 [tomo 1]

Choque de reyes (George R. R. Martin)

… La cola del cometa rasgaba el amanecer; era una brecha roja que sangraba sobre los riscos de Rocadragón como una herida en el cielo rosado y violáceo.
El maestre estaba de pie en el balcón de sus aposentos, azotado por el viento. Allí era donde llegaban los cuervos tras un largo vuelo. Sus excrementos salpicaban las gárgolas de tres varas que se alzaban a ambos lados del hombre, un sabueso infernal y un guiverno, dos entre varios millares que vigilaban desde los muros de la antigua fortaleza. Cuando llegó a Rocadragón, el ejército de seres de piedra lo ponía nervioso, pero con los años se había acostumbrado a él. En aquel momento los consideraba viejos amigos. Los tres juntos observaron el cielo como si fuese un mal presagio…

* Traducción: Cristina Macía
* Editorial: Gigamesh
* Serie: Canción de hielo y fuego, n.º 2

Juego de tronos (George R. R. Martin)

… ―Deberíamos volver ya ―instó Gared mientras los bosques se tornaban más y más oscuros a su alrededor―. Los salvajes están muertos.
―¿Te dan miedo los muertos? ―preguntó Ser Waymar Royce, insinuando apenas una sonrisa.
―Los muertos están muertos ―contestó Gared. No había mordido el anzuelo. Era un anciano de más de cincuenta años, y había visto ir y venir a muchos jóvenes señores―. No tenemos nada que tratar con ellos…

* Traducción: Cristina Macía
* Editorial: Gigamesh
* Serie: Canción de hielo y fuego, n.º 1

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina