After Dark (Haruki Murakami)

… Perfil de una gran ciudad.
Captamos esta imagen desde las alturas, a través de los ojos de un ave nocturna que vuela muy alto.
En el amplio panorama, la ciudad parece un gigantesco ser vivo. O el conjunto de una multitud de corpúsculos entrelazados. Innumerables vasos sanguíneos se extienden hasta el último rincón de ese cuerpo imposible de definir, transportan la sangre, renuevan sin descanso las células. Envían información nueva y retiran información vieja. Envían consumo nuevo y retiran consumo viejo. Envían contradicciones nuevas y retiran contradicciones viejas…

* Traducción: Lourdes Porta
* Editorial: Tusquets

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (Haruki Murakami)

… Cuando sonó el teléfono, estaba en la cocina con una olla de espaguetis al fuego. Iba silbando la obertura de La gazza ladra, de Rossini, al compás de la radio, una emisión en FM. Una música idónea para cocer la pasta…

* Traducción: Lourdes Porta y Junichi Matsuura
* Editorial: Tusquets

L’amant perillosa (Haruki Murakami)

… VAIG NÉIXER EL 4 DE GENER DE 1951. La primera setmana del primer mes del primer any de la segona meitat del segle XX. Devia ser un fet que s’havia de commemorar, i per això els meus pares em van posar Hajime, que en japonès vol dir «començament»…

* Traducción: Concepció Iribarren i Albert Nolla
* Editorial: Empúries

Tokio Blues (Haruki Murakami)

… Yo entonces tenía treina y siete años y me encontraba a bordo de un Boeing 747. El gigantesco avión había iniciado el descenso atravesando unos espesos nubarrones y ahora se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Hamburgo. La fría lluvia de noviembre teñía la tierra de gris y hacía que los mecánicos cubiertos con recios impermeables, las banderas que se erguían sobre los bajos edificios del aeropuerto, las vallas que anunciaban los BMW, todo, se asemajara al fondo de una melancólica pintura de la escuela flamenca. «¡Vaya! ¡Otra vez en Alemania!», pensé…

* Traducción: Lourdes Porta
* Editorial: Tusquets

El salze cec i la dona adormida (Haruki Murakami)

… EN TENCAR ELS ULLS VAIG NOTAR l’lor de la brisa. Una brisa de maig arrodonida com una peça de fruita, amb la pell rugosa, la polpa enganxosa i un munt de llavors. Quan la polpa s’esclafava, les llavors sortien volant i, com si fossin suaus perdigonades, em picaven als braços nus, on sentia un lleu dolor.
-Ei, ¿quina hora és? -em va preguntar el meu cosí. Com que li treia un pam, havia d’aixecar el cap per parlar-me. Jo em vaig mirar el rellotge.
-Les deu i vint.
-¿Vas a l’hora? -em va preguntar.
-Diria que sí…

* Traduccion: Albert Nolla
* Editorial: Empúries

Kafka en la orilla (Haruki Murakami)

—Así que ya has conseguido el dinero, ¿no? —dice el joven llamado Cuervo. Lo dice con su peculiar manera de hablar, arrastrando un poco las palabras. Como cuando te acabas de despertar de un profundo sueño y sientes la boca pesada y torpe. Simples apariencias. En realidad, está completamente despierto. Igual que siempre…

* Traducción: Lourdes Porta
* Editorial: Tusquets

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina