Anastasia vive aquí (Lois Lowry)

—MAMÁ, necesito que me digas lo que quiere decir una palabra —Anastasia miró por una rendija de la puerta del estudio donde su madre estaba haciendo unas ilustraciones para un libro.
La señora Krupnik levantó la vista de la mesa sobre la que estaba inclinada ante una hoja grande de papel con un complicado dibujo a tinta.
—¿Qué palabra? —preguntó.
—Hobg —dijo Anastasia…

* Traducción: Ana Bustelo
* Ilustraciones: Juan Ramón Alonso
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 8

Anastasia elige profesión (Lois Lowry)

—TODO el mundo esquía menos yo —proclamó Anastasia mientras se servía otra porción de postre. Era helado de manzana, uno de sus predilectos.
—Yo no esquío —dijo su hermano Sam, con la boca llena.
—Bueno, tú sólo tienes tres años —indicó Anastasia—. Todos los demás esquían.
La señora Krupnik, madre de Anastasia, se limpió la boca con una servilleta de papel.
—La señora Fosburgh, la vecina de la acera de enfrente, no esquía —comentó.
—La señora Fosburgh lleva treinta y cuatro años en silla de ruedas —dijo Anastasia—. Todos los demás esquían…

* Traducción: Salustiano Maso
* Ilustraciones: Gerardo Amechazurra
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 7

Anastasia tiene las respuestas (Lois Lowry)

—POR un lado me gustaría ir —dijo Anastasia—. Porque en mi vida me he subido a un avión y me gustaría hacer un viaje en avión.
—Así que, ¿hago tres reservas? ¿Estás decidida? —su madre estaba sentada al lado del teléfono y tenía las páginas amarillas abiertas en la sección de las líneas aéreas. Hizo un círculo a bolígrafo alrededor de un número de teléfono y se dispuso a marcar.
—Bueeeeno —dijo Anastasia indecisa—. Creo que a lo mejor me da miedo volar. Quizá debería empezar mis experiencias aéreas con un viaje corto, a Nantuckett o algún sitio parecido, en vez de ir hasta California.
La señora Krupnik suspiró.
—Entonces, de acuerdo. Si eso es lo que piensas, quizá tengas razón. Haré dos reservas, para papá y para mí.
Anastasia empezó a morderse un mechón de pelo.
—Por otro lado…

* Traducción: Ana Bustelo
* Ilustraciones: Juan Ramón Alonso
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 6

Anastasia está al mando (Lois Lowry)

… ESTÁ empezando a nevar —anunció Anastasia mientras entraba por la puerta de atrás—. Está cayendo una buena nevada. Si nieva toda la noche a lo mejor no hay clase mañana —ojalá, ojalá.
Dejó sus libros sobre la mesa de la cocina de un golpe.
—¿Qué hay de cena? —preguntó a su madre—. ¿Por qué tienes esa cara? Además tienes los labios verdes. ¿Por qué tienes los labios verdes?
La señora Krupnik suspiró. Sacó la lengua, se la pasó por los labios e hizo una mueca.
—Es tinta —dijo—. He estado haciendo las ilustraciones del libro toda la tarde y estaba usando tinta verde. No consigo dejar de meterme la punta del pincel en la boca.
—Es asqueroso —dijo Anastasia muy animada—. Pareces un bicho de ciencia ficción…

* Traducción: Ana Bustelo
* Ilustraciones: Juan Ramón Alonso
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik

Anastasia tiene problemas (Lois Lowry)

—¡MAMÁ! —gritó Anastasia mientras subía ruidosamente los escalones y entraba en la cocina después de clase—. ¡Adivina lo que tengo, gracias a Meredith Halberg! ¡Precisamente lo que yo más quería! ¡Y no ha costado nada!…

* Traducción: Salustiano Maso
* Ilustraciones: Gerardo Amechazurra
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 4

Anastasia «Asusórdenes» (Lois Lowry)

—GRUÑIDO —dijo Anastasia Krupnik con poca convicción y le dio una patada al sofá del salón con una zapatilla de deporte. Estaba tirada en el suelo del salón. Estaba terriblemente deprimida. Estaba tan deprimida que había ensayado todas las escenas de muerte que conocía…

* Traducción: Ana Bustelo
* Ilustraciones: Juan Ramón Alonso
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 3

Anastasia de nuevo (Lois Lowry)

—¡A las afueras! —exclamó Anastasia—. ¿Que nos vamos a vivir a las afueras? No puede ser. No puedo creer que queráis hacerme una cosa así. ¡Es para morirse! En cuanto termine esta tarta de chocolate me tiraré por la ventana.
—Vivimos en el primer piso —le recordó su madre—. Llevas varios años saltando por la ventana. La primera vez que lo hiciste fue una vez que no querías seguir durmiendo la siesta, cuando tenías tres años.
—Sí —dijo Anastasia, recordando—. Cuando fuiste a mi habitación y viste que no estaba creíste que me habían raptado. Yo estaba fuera, cogiendo tulipanes.
—Me dieron ganas de matarte. Era la primera vez que conseguía tener unos tulipanes preciosos.
—Pues ojalá me hubieras matado entonces, porque es absurdo vivir si tienes que irte a una urbanización a las afueras…

* Traducción: Flora Casas
* Ilustraciones: Gerardo R. Amechazurra
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 2

Anastasia Krupnik (Lois Lowry)

… ANASTASIA Krupnik tenía doce años, el pelo del color de la naranjada Hubbard, catorce pecas en la nariz (y otras siete en lugares que prefería que la gente no supiese) y gafas de montura grande, como ojos de búho, que ella misma había elegido en la óptica…

* Traducción: Flora Casas
* Ilustraciones: Gerardo R. Amechazurra
* Editorial: Espasa Calpe
* Serie: Anastasia Krupnik, n.º 1

¿Quién cuenta las estrellas? (Lois Lowry)

… Vamos a correr hasta aquella esquina, Ellen! -Annemarie se ajustó en la espalda de resistente cartera de cuero para que los libros del colegio no se movieran-. ¿Preparada? -le preguntó a su mejor amiga.
Ellen hizo una mueca…

* Traducción: Juan Luque
* Editorial: Espasa Calpe

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina