El océano al final del camino (Neil Gaiman)

… No era más que un estanque de patos, en la parte de atrás de la granja. No muy grande.
Lettie Hempstock decía que era un océano, pero yo sabía que eso era una tontería. Decía que habían llegado aquí cruzando aquel océano desde su tierra natal.
Su madre decía que Lettie no lo recordaba muy bien, que fue hace mucho tiempo y que, en cualquier caso, su país de origen se había hundido.
La anciana señora Hempstock, la abuela de Lettie, decía que las dos estaban equivocadas, y que lo que se había hundido no era en realidad su país. Decía que ella sí recordaba su verdadera tierra natal.
Decía que su verdadera tierra natal había estallado…

* Traducción: Mónica Faerna
* Editorial: Roca

Publicado en: Neil Gaiman, Reino Unido, Roca. Opina

Los hijos de Anansi (Neil Gaiman)

… Esta historia comienza, como casi todas, con una canción.
Al principio sólo existían las palabras, y llegaron acompañadas de una melodía. Así es como se creó el mundo, como la nada fue dividida, como la tierra y el firmamento y los sueños, los dioses menores y los animales, todos ellos, tomaron forma corpórea.
Fueron cantados…

* Traducción: Mónica Faerna
* Editorial: Roca

Publicado en: Neil Gaiman, Reino Unido, Roca. Opina

American Gods (Neil Gaiman)

… Sombra se había pasado tres años en la cárcel. Era bastante grande y todo él parecia transmitir el mensaje de «no me toques los cojones», por lo que su mayor problema consistía en encontrar formas de matar el tiempo. Así que se dedicaba a mantenerse en forma, aprendía a hacer trucos con monedas y pensaba muy a menudo en lo mucho que quería a su mujer.
Lo mejor, en opinión de Sombra, y quizá lo único bueno, de estar en la cárcel era la sensación de alivio. La sensación de que había caído todo lo bajo que podía caer, de que había llegado hasta el fondo. No le preocupaba que el hombre lo fuera a coger, porque el hombre lo había cogido. No le daba miedo lo que el mañana le pudiera traer, porque el ayer se lo había traído…

* Traducción: Robert Falcó
* Editorial: Norma

El libro del cementerio (Neil Gaiman)

… Cabía una mano en la oscuridad, y esa mano sostenía un puñal cuyo mango era de brillante hueso negro y la hoja, más afilada y precisa que una navaja de afeitar. Si te cortara, lo más probable es que ni te enteraras, o al menos no lo notarías de inmediato.
El puñal prácticamente había terminado lo que debía hacer en aquella casa, y tanto la hoja como el mango estaban empapados…

* Traducción: Mónica Faerna
* Ilustraciones: Chris Ridell
* Editorial: Roca

Publicado en: Neil Gaiman, Reino Unido, Roca. Opina

Coraline (Neil Gaiman)

… Coraline descubrió la puerta al poco tiempo de mudarse de casa…

* Traducción: Raquel Vázquez Ramil
* Ilustraciones: Dave McKean
* Editorial: Salamandra

Objetos frágiles (Neil Gaiman)

(ESTUDIO EN ESMERALDA)

DIRECTAMENTE DESDE SU FANTÁSTICA GIRA EUROPEA, DONDE HAN ACTUADO ANTE VARIOS MIEMBROS DE LA REALEZA DEL VIEJO CONTINENTE, COSECHANDO APLAUSOS Y ELOGIOS CON SUS MAGNÍFICAS INTERPRETACIONES TANTO DE COMEDIA COMO DE TRAGEDIA, LA COMPAÑÍA DE LOS STRAND PLAYERS SE COMPLACE EN ANUNCIAR QUE ACTUARÁ EN EL TEATRO ROYAL COURT, DE DRURY LANE, DURANTE UN PERÍODO IMPRORROGABLE DEL MES DE ABRIL, DONDE OFRECERÁN LAS OBRAS MI HERMANO TOM, LA PEQUEÑA VIOLETERA Y LOS GRANDIOSOS ANCESTROS (ÉPICA HISTÓRICA, POMPA Y DELEITE); TODAS ELLAS EN UNA ÚNICA FUNCIÓN EN TRES ACTOS. ENTRADAS YA A LA VENTA EN TAQUILLA…

* Traducción: Mónica Faerna
* Editorial: Roca

Publicado en: Neil Gaiman, Reino Unido, Roca. Opina

Stardust (Neil Gaiman)

… Había una vez un joven que deseaba conquistar el Deseo de su Corazón.
Aunque este principio no sea, en lo que a comienzos se refiere, demasiado innovador -pues todo relato sobre todo joven que existió o existirá podría empezar de manera similar-, sí que hallaremos en este joven y en lo que le aconteció muchas cosas inusuales, aunque ni siquiera él llegó a saberlas todas…

* Traducción: Ernest Riera
* Editorial: Roca

Publicado en: Neil Gaiman, Reino Unido, Roca. Opina

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina