Platero y yo (Juan Ramón Jiménez)

… Platero es pequeño peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algódon, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de crital negro.
Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celetes y gualdas… 

Lo llamo dulcemente: «¿Platero?», y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal…
Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar, los higados morados, con su cristalina gotita de miel…
Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra…

* Ilustracciones: Fernando Marco
* Editorial: Óptima

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina