La cueva (Tim Krabbé)

… Pasado más o menos un kilómetro, tal como le habían dicho, lo vio. Un gran edificio de hormigón de cinco pisos situado al final del camino, en los linderos del aeropuerto. Delante se hallaba el aparcamiento. Había algunos coches, que relucían al sol. Una verja separaba el aparcamiento de un erial que se extendía hasta la carretera, cubierto de matojos, basura y restos de muros caídos, y en cuyo centro se alzaba una palmera solitaria y torcida.
En lo alto de la entrada del edificio había unas palabras escritas en caracteres sinuosos e incomprensibles, aunque él creía conocer su significado: «Monumento a la amistad entre Ratanakiri y Vietnam».
A las once tenía que estar en aquel aparcamiento…

* Traducción: Marta Arguilé Bernal
* Editorial: Salamandra

La desaparición (Tim Krabbé)

… Como naves espaciales, los coches llenos de turistas avanzaban rítmicamente hacia el sur por la larga y ancha autopista. La tarde empezaba a teñir de violeta el paisaje ondulado de la Autoroute du Soleil, y la larga cinta de coches iba perdiendo densidad. Rex Hofman y Saskia Ehlvest llevaban diez horas en la carretera, y otra hora más los separaba del final de su primera etapa: un hotel en Nuits St. Georges, no muy lejos de Dijon. Quedaba un poco apartado de la ruta más lógica, pero a Saskia le había parecido que un nombre así bien valía el pequeño rodeo…

* Traducción: Marta Arguilé Bernal
* Editorial: Salamandra

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina