Lady Nicotina (J. M. Barrie)

… Las circunstancias en las que dejé de fumar fueron las siguientes:
No era más que un soltero, encaminado hacia lo que ahora veo como una trágica mediana edad. Me había acostumbrado hasta tal punto a que mi boca expulsara humo, que me sentía incompleto sin él. Lo cierto es que había llegado un momento en que podía abstenerme de fumar si no hacía nada más, pero me resultaba muy difícil en las horas más laboriosas. En cuento dejaba de lado mi pipa me encontraba a mí mismo dando vueltas sin cesar alrededor de la mesa. Jamás mendigo ciego se vio tan abyectamente guiado por su perro, o más reacio a cortar la correa…

* Traducción: Libertad Aguilera
* Editorial: Trama

El amor es la desgracia (Joan Roís de Corella)

(EL JARDÍN DE AMOR)

Con el deseo de encontrar una compañía semejante para mi dolor, he abandonado este mundo, bajando a los tristes y tenebrosos palacios de Plutón, por aquel camino que al desterrado de Troya muestra la ínclita Sibila, y así llegué a aquel dolorido vergel, en el que los devotos de Venus, en continuo llanto, sus penas cuentan…

* Traducción: Martí Soler Vinyes
* Editorial: Trama

Atlas (Jimmy Barnatán)

—Sólo haremos un reconocimiento —dijo el sargento Barros, quitándose con la mano izquierda las últimas briznas de caspa del hombro derecho…

* Editorial: Trama

Arte de distinguir a los cursis (Francisco Silvela)

… Anda de algunos años a esta parte revuelta en las conversaciones y huida de los escritos, adoptada en el trato social y proscrita de los diccionarios y demás códigos del buen decir oficial, una palabrilla de extraña desinencia, de significación incierta, de etimología desconocida, que todos emplean, que todos conocen y de cuya aplicación personal todos huyen como de la más sangrienta injuria…

* Editorial: Trama

Reflexiones contra la religión (Mark Twain)

Martes, 19 de junio de 1906

Nuestra Biblia nos revela el carácter de nuestro Dios con exactitud minuciosa y cruel. Se trata, claramente, del retrato de un hombre -si es que un hombre tan cargado y sobrecargado de impulsos, cuya maldad va más allá de todo lo humano, es imaginable en un personaje ahora que Nerón y Calígula están muertos- con quien quizá nadie desearía alternar…

* Traducción: Mario Muchnik
* Editorial: Trama

Diario de Adán y Eva (Mark Twain)

FRAGMENTOS DEL DIARIO DE ADÁN

Lunes
La nueva criatura de pelo largo me sale al paso a cada momento. No deja de rondarme y de perseguirme. No me gusta, no estoy acostumbrado a tener compañía. Preferiría que se quedara con el resto de los animales… Día nuboso, con viento en el este. Creo que tendremos lluvia… ¿Tendremos? ¿De dónde he sacado esa palabra? Ahora lo recuerdo: la usa la nueva criatura.

(…)

FRAGMENTOS DEL DIARIO DE EVA

Sábado
Ya casi tengo un día de edad. Llegué ayer. O al menos eso creo. Y debe de ser así, pues si hubiera un día antes de ayer, yo no estaba allí cuando ocurrió, o lo recordaría. Podría ser, desde luego, que sucediera, y que no estuviera prestando atención. Bien, desde ahora estaré atenta y si ocurre algún día antes de ayer, tomaré nota…

* Traducción: Cristina García Ohlrich
* Editorial: Trama

Mi suicidio (Henri Roorda)

… Tras haber trabajado arduamente durante treinta y tres años, me siento cansado. Pero todavía tengo un apetito magnífico. Y es este apetito el que me ha hecho cometer muchas estupideces. Felices sean aquellos que tienen un mal estómago, pues siempre serán virtuosos…

* Traducción: Miguel Rubio
* Editorial: Trama

Publicado en: Henri Roorda, Suiza, Trama. Opina

Cartas desde la Tierra (Mark Twain)

… El Creador estaba pensando sentado en el trono. A Su espalda se extendía el ilimitado continente de los cielos, bañado en una gloria de luz y color; ante Él se elevaba, como un muro, la negra noche del Espacio. Su poderosa figura descollaba enhiesta y escarpada cual montaña sobre el cenit, donde Su divina cabeza relucía como un sol distante. A Sus pies había tres figuras colosales -los arcángeles- que, con la cabeza a la altura de Sus tobillos, se veían disminuidas por contraste hasta casi desaparecer.
Cuando el Creador hubo terminado de pensar, dijo:
-He pensado. ¡Mirad!
Alzó la mano y de ella brotó un torrente de fuego, un millón de soles formidables que surcaron la oscuridad y se elevaron más, y más, y más, disminuyendo en magnitud e intensidad a medida que penetraban en las remotas fronteras del Espacio hasta que al final no eran más que puntas de diamante que centelleaban bajo la inmensa bóveda del universo…

* Traducción: Christine Monteleone
* Ilustraciones: Javier Gutiérrez Vicén
* Editorial: Trama

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina