Un oscuro fin de verano (Inger Wolf)

… La planta, blanca y venenosa, se extendía como un abanico por el pecho desnudo de la joven. A la luz incipiente de la mañana, aún espejeaba el rocío en los esbeltos tallos salpicados de rojo, que una ligera brisa agitaba con suavidad. A unos pasos de allí, un setter irlandés levantó la cabeza castaña de entre la hojarasca y olfateó en un intento de distinguir los diferentes olores del bosque. Uno de ellos no acababa de encajar en el entramado de aromas que tan bien conocía, de modo que avanzó vacilante hacia lo que había atraído su atención. La mujer yacía al raso, en medio de un claro que formaba una barrera natural entre las altas hayas y una pequeña parcela ocupada por una densa plantación de pinos. Brazos y piernas se abrían sobre un estrato de hojas caídas, helechos, boletus y balsamina marchita; así, con los ojos vueltos hacia el cielo, parecía soñar despierta…

* Traducción: Blanca Ortiz Ostalé
* Editorial: Alba

No hay opiniones para “Un oscuro fin de verano (Inger Wolf)”

Opina

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina