¡Menuda bruja! (Eva Ibbotson)

… Que la gente se pelee ya es malo, pero que se peleen las brujas es horrible…

* Traducción: Patricia Antón de Vez
* Editorial: Salamandra

Publicado en: Austria, Eva Ibbotson, Reino Unido, Salamandra. Comentarios desactivados en ¡Menuda bruja! (Eva Ibbotson)

Viaje al pasado (Stefan Zweig)

―¡Ahí estás!
Con los brazos extendidos, casi se podría decir que abiertos de par en par, salió a su encuentro.
―¡Ahí estás! ―repitió de nuevo, y su voz recorrió esa escala que asciende cada vez más luminosa desde la sorpresa hasta la absoluta felicidad, mientras miraba la figura de la amada, rodeándola de ternura…

* Traducción: Roberto Bravo de la Varga
* Editorial: Acantilado

Publicado en: Acantilado, Austria, Stefan Zweig. Comentarios desactivados en Viaje al pasado (Stefan Zweig)

Mendel el de los libros (Stefan Zweig)

… De vuelta en Viena tras una visita a los barrios de la periferia, me vi inmerso de improviso en un chaparrón que, con húmedo látigo, perseguía a la gente obligándola a correr hasta los portales de las casas y otros refugios. Yo mismo busqué también, a toda velocidad, un techo que me amparara. Por fortuna, en Viena le espera a uno en cada esquina un café…

* Traducción: Berta Vias Mahou
* Editorial: Acantilado

Publicado en: Acantilado, Austria, Stefan Zweig. Comentarios desactivados en Mendel el de los libros (Stefan Zweig)

Abdías (Adalbert Stifter)

… Existen seres humanos cuya vida es una sucesión tal de adversidades caídas de un cielo encapotado que, finalmente, parecen anestesiados frente a ellas; pero hay otros, por el contrario, que gozan de tal inmerecida dicha y son tan obstinadamente favorecidos que parece como si, en un momento dado, las leyes de la Naturaleza se hubiesen dado la vuelta para que la fortuna les sonriese solamente a ellos…

* Traducción: Carlos d’Ors
* Editorial: Nórdica

Publicado en: Adalbert Stifter, Austria, Nórdica. Comentarios desactivados en Abdías (Adalbert Stifter)

La esmeralda de Kazán (Eva Ibbotson)

… Ellie había entrado en la iglesia por culpa de sus pies. No era precisamente la mejor de las razones para entrar en una iglesia, desde luego, pero a Ellie, que era regordeta y cincuentona, le dolían los pies. Le dolían muchísimo…

* Traducción: Patricia Antón de Vez
* Editorial: Salamandra

Publicado en: Austria, Eva Ibbotson, Reino Unido, Salamandra. Comentarios desactivados en La esmeralda de Kazán (Eva Ibbotson)

Relatos clínicos (Sigmund Freud)

… En las vaciones de 189… emprendí una excursión por la montaña, con el propósito de olvidar durante algún tiempo la medicina, y especialmente la neurosis, propósito que casi había conseguido un día en que dejé el camino real para subir a una cima, famosa tanto por el panorama que dominaba como por la hostelería en ella enclavada…

* Traducción: Luis López-Ballesteros y de Torres
* Editorial: Siruela

Publicado en: Austria, Sigmund Freud, Siruela. Comentarios desactivados en Relatos clínicos (Sigmund Freud)

El malestar en la cultura (Sigmund Freud)

… No podemos eludir la impresión de que el hombre suele aplicar cánones falsos en sus apreciaciones, pues mientras anhela para sí y admira en los demás el poderío, el éxito y la riqueza, menosprecia, el cambio, los valores genuinos que la vida ofrece…

* Traducción: Ramón Rey Ardid
* Editorial: Alianza

Publicado en: Alianza, Austria, Sigmund Freud. Comentarios desactivados en El malestar en la cultura (Sigmund Freud)

El concurso de brujas (Eva Ibbotson)

… En cuanto su hijo llegó al mundo, el señor y la señora Canker supieron que no era como los niños de otras personas.
Para empezar, nació con la dentadura completa, y permanecía durante horas en su cochecito royendo enormes huesos de cordero hasta hacerlos añicos, o les mordía la nariz a las ancianas damas que eran lo bastante idiotas como para besarlo. Por otro lado, aunque berreaba de furia cuando le cambiaban los pañales, en realidad los ojos nunca se le llenaban de lágrimas. Además, y quizá fuera lo más raro de todo, en cuanto lo llevaron a casa desde el hospital y encendieron un buen fuego en el salón, el humo de la chimenea salió en dirección contraria al viento…

* Traducción: Patricia Antón de Vez
* Editorial: Salamandra

Psicología de las masas (Sigmund Freud)

Introducción

La oposición entre psicología individual y psicología social o colectiva, que a primera vista puede parecernos muy profunda, pierde gran parte de su significación en cuanto la sometemos a más detenido examen. La psicología individual se concreta, ciertamente, al hombre aislado e investiga los caminos por los que intenta alcanzar la satisfacción de sus instintos, pero sólo muy pocas veces y bajo determinadas condiciones excepcionales le es dado prescindir de las relaciones del individuo con sus semejantes. En la vida anímica individual aparece integrado siempre, efectivamente, «el otro», como modelo, objeto, auxiliar o adversario, y de este modo, la psicología individual es al mismo tiempo y desde un principio psicología social, en un sentido amplio, pero plenamente justificado.

* Traducción: Luis López-Ballesteros y de Torres
* Editorial: Alianza

Publicado en: Alianza, Austria, Sigmund Freud. Comentarios desactivados en Psicología de las masas (Sigmund Freud)

Gente de letras

Ésta es una recopilación de comienzos de libros, tanto clásicos como contemporáneos, seleccionados según nuestros gustos. Esperamos que coincidáis con ellos en al menos un 90%.

Atentamente...

Fer, Paula, Xavier e Irina